La Fiscal General investiga la venta de citas para licencias de inmigrantes | PostIndependent.com

La Fiscal General investiga la venta de citas para licencias de inmigrantes

Ryan Summerlin
rsummerlin@postindependent.com

IN ENGLISH

Read this in English.

Inmigrantes y sus defensores dicen que dos empresas del condado de Garfield han estado cobrando dinero para concertar citas bajo el programa de Colorado, para proporcionar licencias de conducir para los residentes indocumentados elegibles – una práctica que está bajo investigación por la oficina de la fiscal general del estado.

La práctica, la cual uno de los propietarios del negocio dice que es un servicio que él está proporcionando sin fines de lucro, simplemente porque las citas son muy difíciles de obtener, pone de manifiesto los problemas del programa, algunos inmigrantes dicen que no les queda más alternativa que pagar. El estado no cobra por las citas.

En el 2013, la Asamblea General de Colorado aprobó la Ley de Seguridad de la Comunidad, la cual le permite obtener licencias de conducir a los inmigrantes indocumentados que puedan demostrar que han pagado impuestos en este país y que además cumplan con otras condiciones.

El programa, con el apoyo de las autoridades policiales, tenía la intención de hacer más segura la circulación al dar a los inmigrantes indocumentados la oportunidad de manejar legalmente, registrar vehículos a su nombre y comprar un seguro. Los partidarios dicen que esto reconoce la realidad de un estado con muchos residentes indocumentados que deben manejar para el trabajo y hacer mandados al igual que todos los demás.

El programa inició en agosto del 2014, con cinco oficinas del Departamento de Vehículos Automotores DMV ofreciendo las licencias con un costo de $50.50; $29.50 más que el de una licencia de conducir regular de Colorado con la finalidad de pagar por el programa. Las licencias no se pueden utilizar para obtener beneficios públicos o para abordar un vuelo comercial. Estas demostraron ser muy populares, y la demanda de citas excedió la capacidad del sistema de datos de las cinco oficinas para procesar las solicitudes.

El año pasado, el Departamento de Hacienda solicitó la aprobación legislativa para ofrecer licencias en más estaciones DMV utilizando los ingresos previstos del costo de las licencias. La Cámara de Colorado aprobó el plan, pero el Senado Republicano se resistió. En un acuerdo, la Comisión Mixta de Presupuesto autorizó un gasto suficiente para ofrecer licencias en tres oficinas del DMV: una por ciudad en Grand Junction, Denver y Colorado Springs.

Sophia Clark, de la Coalición de Derechos de los Inmigrantes de Colorado, dijo que la continua alta demanda, junto a una disponibilidad muy limitada ha creado un cuello de botella para los inmigrantes que tratan de conseguir una cita. La gente espera durante meses para conseguir una cita, dijo Clark.

Mientras los individuos han tenido dificultades para navegar por el programa de manera legítima, algunas personas y empresas también han estado ofreciendo concertar citas y cobrar una cuota a los inmigrantes elegibles.

La fiscal general y el DMV comenzaron a investigar la práctica este invierno, y la Asamblea Legislativa ha enviado un proyecto de ley al gobernador John Hickenlooper para hacer que sea un delito menor vender un bien público. Actualmente es una violación civil que puede dar lugar a una multa.

Los partidarios de una factura independiente para permitir que más oficinas del DMV, pudieran ofrecer las licencias, se reunieron el mes pasado fuera de la corte del condado de Garfield. Los inmigrantes en la manifestación dijeron que saben que no deberían pagar por las citas del DMV, pero es prácticamente imposible conseguir una de otro modo.

Algunos inmigrantes dijeron que estaban pagando a las empresas $150 para conseguir una cita en una de las tres oficinas del DMV. La Fiscal General Cynthia Coffman dijo en enero que su despacho ha escuchado de personas que pagan hasta $1,000 por una cita.

Varios inmigrantes dijeron que -Impuestos Seguros-, una compañía de preparación de impuestos de Glenwood Springs, está vendiendo citas de DMV.

Abel Esteban, propietario de Impuestos Seguros, dijo que su compañía ofrece concertar citas como un servicio combinado con otros servicios de preparación de impuestos.

Impuestos Seguros no hace las citas por sí mismo, declaró Esteban. Él dijo que la empresa compra los espacios a Virtual Office Alliance, una empresa en el estado de Washington.

Esteban dijo que él cree que la práctica de Virtual Office Alliance es legal. No reserva citas y las mantiene hasta que un cliente paga por ellos. Por el contrario, a Virtual Office se le está pagando para programar la cita para un cliente específico, lo cual no es tan fácil como parece.

Citas nuevas se encuentran disponibles cuatro veces al día: a las 8 a.m., 12 p.m., 4 p.m. y 8 p.m.

Pero la demanda abrumadora para el limitado número de citas, crea una carrera desenfrenada de miles de personas tratando de asegurarse un sitio, todas al mismo tiempo, dijo Esteban.

Tan pronto como se encuentran disponibles, son arrebatadas en cuestión de segundos, dijo. “Si escribes algo mal y tienes que regresar, estás acabado.”

Por lo que el inmigrante no está pagando por la cita en sí, dijo, sino por tener una empresa que maneja computadoras, preparada con dedos rápidos para introducir su información en el segundo en que nuevas citas se encuentran disponibles.

No está claro si este matiz sería convincente a la oficina de la fiscal general, quien se negó a discutir detalles de su investigación. Esteban dijo que no ha sido contactado por investigadores de la fiscal general, pero podría parar de inmediato la práctica si esta le va a causar problemas legales.

Añadió que su compañía no obtiene dinero de la transacción. Se cobra a los clientes $115 para la cita y otros servicios – la misma cantidad que, según dijo Impuestos Seguros paga al negocio de Washington para una cita. El valor de esta transacción, dijo Esteban, está para atraer nuevos clientes. Solo en esta última temporada de impuestos vio el negocio crecer un 14 por ciento.

El DMV ha tomado medidas destinadas “para evitar que una persona pueda obtener citas y transferirlas a otras personas,” Sarah Werner, especialista en comunicaciones del DMV, dijo al Post Independent por correo electrónico. “Un cambio en el procedimiento fue liberar citas durante el día en lugar de a la medianoche.”

“Otro cambio es la adición de una función de seguridad ‘Código de Verificación’ al planificador de citas para limitar a los individuos de hacer múltiples citas”, escribió.

El DMV promueve que la gente que sabe de una empresa o individuo vendiendo citas de DMV informe a la oficina de la fiscal general.

Esteban dijo Impuestos Seguros comenzó la práctica sólo después de que los clientes comenzaron a solicitar ayuda para la creación de citas.

Muchos de sus clientes no tienen computadoras y no son conocedores de la tecnología – por no mencionar que la página de citas del DMV está en inglés y que en sí es difícil de navegar, dijo.

Otra empresa con sucursales distribuidas en el condado de Garfield y más allá, fue identificada por Jennifer Smith, una abogada de inmigración en Glenwood Springs, por cobrar para citas de licencia. Smith dijo que uno de sus clientes compró una cita de DMV de esta empresa, y ella presentó una denuncia ante el fiscal general y el DMV en septiembre del 2014.

El propietario de ese negocio, sin embargo, negó que su empresa haya vendido alguna de las citas. El Post Independent no menciona el nombre de la empresa debido a la falta de documentación para verificar la práctica.

Esteban dijo que el estado podría eliminar el incentivo para los inmigrantes de pagar por las citas. “Abrir más oficinas, y este problema se va”, dijo.

La Cámara de Colorado ha aprobado un proyecto de ley para hacer eso, pero se enfrenta a un futuro incierto en el Senado, quien bloqueó la expansión el año pasado.


Start a dialogue, stay on topic and be civil.
If you don't follow the rules, your comment may be deleted.