Mountain Family Column: How to make vaccinations less stressful | PostIndependent.com

Mountain Family Column: How to make vaccinations less stressful

Columna Mountain Family: Cómo Hacer que las Vacunas Sean Menos Estresantes

(Por Garry Schalla, Mountain Family Health Centers)

Agosto es el Mes Nacional de Concientización sobre la Inmunización. Las vacunas lo ayudan a ser inmune a enfermedades graves sin enfermarse primero. Las enfermedades prevenibles con vacunas pueden requerir hospitalización o incluso ser mortales, especialmente en bebés y niños pequeños. (Medline Plus, https://medlineplus.gov/childhoodimmunization.html) Los niños deben obtener al menos algunas vacunas antes de que puedan asistir a la escuela. Las vacunas han tenido un impacto enorme en mejorar la salud de los niños en los Estados Unidos. La mayoría de los padres de hoy en día nunca han visto de primera mano las consecuencias devastadoras que las enfermedades prevenibles por vacunación tienen para un niño, una familia o una comunidad (CDC, https://www.cdc.gov/vaccines/parents/protecting-children/index.html ) Es importante que continuemos protegiendo a nuestros niños con vacunas porque los brotes de enfermedades prevenibles con vacunas pueden ocurrir y ocurren en este país.

Cómo Preparar a Su Hijo Para las Vacunas (https://www.cdc.gov/vaccines/parents/visit/less-stressful.html)

#1 Aprenda más sobre las vacunas para su hijo

Tómese un momento para leer este documento útil antes de su cita y lea toda la información sobre las vacunas proporcionada por su profesional de atención médica. Esta persona debería tener información útil y puede describir posibles efectos secundarios que su hijo podría presentar. También puede obtener información confiable en este sitio web de los CDC. Entre más informada esté acerca de la vacunación, mejor se podría sentir.

#2 Lleve a la cita objetos favoritos del niño

Ya sea un juguete, una mantita que lo conforte o un libro conocido, use las cosas favoritas de su bebé para distraerlo de lo que está sucediendo y deje que más bien se concentre en lo que lo hace sentirse bien. De todos modos, asegúrese de preguntarle al médico antes de ingresar cosas a la sala donde los atienda.

#3 Ofrézcale una bebida dulce

A continuación hay un consejo para distraer a su hijo de una manera dulce y que hasta podría reducir la reacción del niño al dolor. Si este tiene más de seis meses de edad, darle una bebida dulce, como jugo, podría ayudar a calmarlo. Si lo está amamantando, esa podría ser una muy buena manera de ayudar a calmarlo y a que se relaje.

#4 Hable con su hijo

Los niños son superinteligentes. Tómese un tiempo para explicarle en términos sencillos lo que debe esperar. Explíquele que podría sentir un pinchacito que durará muy poco. Dígale que la inyección lo ayudará a crecer sano. Aunque su bebé todavía no pueda entender, su voz calmada y tranquilizadora lo hará sentirse más relajado. Nunca le cuente historias de vacunas que lo asusten ni haga amenazas respecto de las inyecciones.

#5 Sonría y relájese

Una sonrisa logra mucho, especialmente entre los padres y sus hijos. Los hijos a menudo tienen en cuenta el estado de ánimo de los padres al experimentar el mundo que los rodea. Los abrazos, caricias, susurros y una actitud calmada y tranquilizadora ayudarán a facilitar el proceso de vacunación para los niños. Manténgase optimista y relajada antes, durante y especialmente después de las vacunas. Hágale saber a su hijo que todo está bien porque su mamá estará allí.

#6 Distraiga a su hijo

Los padres son expertos en la distracción, ¡aproveche esta habilidad! Escoja el momento preciso para llamar a su hijo por su nombre justo antes de la inyección, cántele su canción favorita o simplemente hágale monerías para distraerlo de quien le pondrá la vacuna. Manténgalo distraído después de que le apliquen la vacuna.

#7 Envuelva al bebé

Envolver a los bebés pequeños es una técnica excelente para calmarlos. Esto implica envolverles los brazos, el cuerpo y las piernas con una manta o una sabanita. El envoltorio debe ser cómodo, pero firme. La envoltura imita las condiciones en el vientre, le recuerda al bebé como estaba antes de nacer y lo hace estar más tranquilo.

#8 Los niños grandes también necesitan apoyo

Si su hijo es mayor, usted puede respirar profundo junto con él para ayudarlo a “liberar” el dolor. Hágalo imaginar que el dolor está saliendo por la boca a medida que exhala. También le puede decir que sea valiente como su superhéroe favorito o contarle su cuento preferido. Ofrecerles un premio si se sientan quietos también podría ayudar a los niños mayores a sobreponerse a las inyecciones.

#9 Cuide y consuele a su hijo después de la inyección

A veces los niños presentan reacciones leves a las vacunas, como dolor en el área de la inyección, sarpullido o fiebre. Estas reacciones son normales y por lo general desaparecen pronto. Una vez que usted y su hijo regresen a casa luego de la cita para la vacunación, puede usar un pañito húmedo y frío para reducir el enrojecimiento, el dolor y la hinchazón en el área donde se aplicó la inyección. Reduzca la fiebre con un baño de esponja con agua fría. Si su médico lo autoriza, dele un analgésico que no sea aspirina. Dígale a su hijo que usted entiende cómo se siente y pídale a la familia que le digan que hizo algo muy bueno para mantenerse sano. También le puede leer cuentos, acariciarlo, elogiarlo y brindarle un poco más de atención. Comuníquese con su médico si tiene alguna preocupación.

August is National Immunization Awareness Month. Vaccines help make you immune to serious diseases without getting sick first. Vaccine-preventable diseases may require hospitalization, or even be deadly — especially in infants and young children. Children must get at least some vaccines before they may attend school. Immunizations have had an enormous impact on improving the health of children in the United States. Most parents today have never seen firsthand the devastating consequences that vaccine-preventable diseases have on a child, a family or community. It is important that we continue to protect our children with vaccines because outbreaks of vaccine-preventable diseases can and do occur in this country.

How To Prepare Your Child for Vaccinations

Read up

Take a moment to read these nine tips before your visit, and read any vaccine information provided by your health care professional. Your health care professional should have helpful information and can describe possible side effects your child may experience. You can also find credible information from the CDC. The more informed you are about vaccinations, the better you may feel.

Bring their favorite things

Whether it’s a toy, a cuddly blanket or a familiar book, use your baby’s favorite things to keep your baby’s mind off of what’s going on and let your baby focus on something comforting instead. Make sure to check with your doctor before bringing items into the room with you.

Offer a sweet drink

Here’s a sweet tip to distract your child, and it may even reduce your child’s pain response. If your child is older than 6 months, offering a sweet beverage, like juice, may help soothe your child. If your baby is breastfeeding, that may be a great way to help calm and relax your child.

Be honest

Kids are super smart. Take some time to explain in simple terms what to expect. Explain that your child may feel a little pinch, and it will go away very fast. Even if your baby can’t understand you just yet, your calming, reassuring voice will make your baby feel more at ease. Never tell scary stories about shots or make threats about shots.

Be happy and calm

A smile goes a long way, especially between parents and their children. Children often take their parents’ moods into account when experiencing the world around them. Hugs, cuddles, soft whispers and a calm, reassuring attitude will help ease children through the vaccination process. Remain upbeat and relaxed before, during and especially after shots. Let your child know everything is OK.

Distract your child

Parents are the masters of distraction — use this skill. Pick a careful time to call your child’s name right before the shot, sing your child’s favorite song or just act plain silly to pull your child’s attention away from the shot giver. Keep the distraction going after vaccine is given.

Swaddle your baby

Swaddling is a great technique to calm young infants. Swaddling involves wrapping your child’s arms, body and legs all together in a blanket or cloth. The wrap should be comfortable but firm. Swaddling mimics conditions in the womb, reminding your baby of before they were born and putting them more at ease.

Big kids need support too

If your child is older, you can take deep breaths with them to help “blow out” the pain. Have them imagine the pain is leaving their mouth as they breathe out. You also can point out interesting things in the room to help create distractions. You can even tell or read stories. Remember to pack their favorite book.

Care after the shot counts too

Sometimes children have mild reactions from vaccines, such as pain where the shot was given, a rash or a fever. These reactions are normal and will usually go away soon. Once you and your child get home after your vaccination appointment, you can use a cool, wet cloth to ease redness, soreness and swelling in the place where the shot was given. Reduce any fevers with a cool sponge bath. If your doctor approves, give non-aspirin pain reliever. You also can read them stories, cuddle and praise them, and show them some extra attention. Contact your doctor if anything concerns you.


Start a dialogue, stay on topic and be civil.
If you don't follow the rules, your comment may be deleted.