Programación de comidas escolares trata de continuar mientras se mantiene a flote | PostIndependent.com
YOUR AD HERE »

Programación de comidas escolares trata de continuar mientras se mantiene a flote

Karla Trejo prepara platos de comida para los estudiantes de Glenwood Springs High School durante la hora de almuerzo el martes por la tarde.
Chelsea Self/Post Independent

Octavio Maese tiene una visión para los almuerzos escolares.

Analiza ideas creativas como un camión de comida con opciones alternativas y días temáticos, como el día del Orgullo de Colorado, que obtuvo todos sus ingredientes dentro de las fronteras del estado.

Todo se centra en un tema: llevar comida al estómago de los estudiantes y mantenerla fuera de los contenedores de basura.



“Es difícil ver que se tira la comida,” dijo Maese.

El Director de Servicios de Nutrición del Distrito Escolar de Roaring Fork tomó las riendas en agosto de 2020. En su departamento, la creciente escasez de mano de obra y la cadena de suministro, junto con una mayor demanda de la programación de comidas gratuitas, han dejado algunos de sus planes en un segundo plano.



El departamento de servicios de nutrición está jugando al whack-a-mole con las opciones de alimentos que podrán servir en una semana determinada, mientras navega por las agitadas aguas de la disponibilidad de mano de obra, asegurándose de que estén proporcionando comidas que cumplan con todos los requisitos para el reembolso de fondos y de sacar un producto que los niños quisquillosos quieran comer.

¿Que hay en el menú?

Al principio, se creía que algunos productos, como el pollo, escasearían continuamente durante el año escolar. Ahora, dijo Maese, la escasez se ha manifestado en eventos únicos para artículos como muslos de pollo, salchichas envueltas en panqueques y corn dogs.

La creciente escasez de productos ha resultado en ingredientes y herramientas de servicio más costosos. El costo de la leche aumentó 4 centavos por unidad desde el año pasado, un aumento de alrededor de $140 por día en todo el distrito, que Maese dijo que no es el tipo de “aumento dramático” que se observa en otros ingredientes y artículos como utensilios, bandejas y guantes.

Los niveles inestables de disponibilidad de ingredientes, el costo y la mano de obra para procesar los ingredientes crudos conducen a ofertas reducidas. Las cocinas dependen de las comidas prefabricadas porque no tienen la mano de obra para preparar comidas únicas.

También tienen que producir más comidas debido al programa de comidas gratis instituido por el gobierno federal durante la pandemia. En todo el distrito, la participación de los estudiantes en el almuerzo aumentó de un 15 a un 20% desde 2019-20, cuando las comidas gratuitas no estaban disponibles para todos los estudiantes. El servicio de desayuno aumentó un 7% respecto a ese año.

Glenwood Springs High School sirve diariamente hasta el 10% de su población estudiantil debido a su campus abierto y su proximidad a los restaurantes, pero la primaria de Glenwood Springs está sirviendo prácticamente a toda su población con 320 comidas al día, dijo Maese.

Detrás del protector contra estornudos

Soledad Montes ha trabajado en servicios de alimentos en GSHS durante 12 años.

“Me gusta trabajar con la comida y me gusta trabajar con los niños,” dijo Montes con la interpretación de su compañera de cocina, Karla Trejo.

Ella es una de las trabajadoras que ha ayudado a aliviar la tensión en Maese, cuya planilla todavía tiene cuatro vacantes ya pasado un trimestre del año escolar.

Los servicios de nutrición comenzaron el año con seis vacantes en 36 puestos, llegaron a 34 empleados y luego perdieron dos empleados.

El mayor costo de vida, el mayor riesgo de exposición al COVID-19 y los precios más altos de la gasolina han llevado a que los cocineros abandonen las filas del Distrito Escolar de Roaring Fork.

Si los trabajadores dicen que están enfermos, Maese tiene que distribuir a los trabajadores por el valle y llevarlos él mismo a la cocina para compensarlos. Un optimista, dice que no tiene quejas, pero está tomando tiempo de sus deberes administrativos y sentando las bases de su visión para el departamento.

Come tus vegetales

Soledad Montes llena cajas de pizza para los almuerzos de los estudiantes en Glenwood Springs High School.
Chelsea Self/Post Independent

El sueño de Maese es proporcionar diversas comidas orgánicas, preparadas desde cero, que atraigan la atención de los estudiantes y los inciten no solo a tomar a regañadientes lo que la cafetería les ofrece, sino también a disfrutarlo.

“La mayoría de los días es bastante bueno,” dijo Bryce Watson, estudiante de primer año de GSHS, entre bocados del almuerzo de ese día: pizza. “Es comestible.”

Debido a que el Departamento de Agricultura de E.U. Está financiando el programa de comidas gratuitas, el departamento de servicios de nutrición debe seguir las pautas federales. Tiene que proporcionar a los estudiantes bandejas con una opción de frutas y verduras para ser elegibles para el reembolso, incluidos los artículos que Maese sabe que los niños no comerán.

Es un baile constante entre cumplir con las regulaciones, proporcionar comidas nutritivas y poner algo en la bandeja que terminará en los estómagos, algo de lo que los cocineros se enorgullezcan.

“Puse todo el esfuerzo que pude para hacer lo mejor y lo más presentable posible,” dijo Trejo. “Intentas hacerlo lo mejor que puedes, dando todo lo que tienes para que los niños estén contentos con la comida, para llegar a un punto medio entre lo que podemos hacer y lo que les gusta.”

Incluso de forma gratuita, algunos estudiantes siguen buscando sus almuerzos en otra parte. En GSHS, City Market y Za Pizza son opciones alternativas que muchos aprovechan.

La cafetería de la escuela está en competencia directa con los negocios locales.

“Es un poco triste, de verdad,” dijo Maese.

Maese ha notado que algunas bolsas marrones de City Market terminan en las mesas de la cafetería junto a sus bandejas, sin abrir con las comidas mejor recibidas. Él lo ve como más combustible para el fuego de la construcción de su programa.

Su tarea no es solo encontrar formas de hacer recetas que les gusten a los estudiantes, sino también transmitirles el mensaje.

Incluso con el día del Orgullo de Colorado, dijo que los clientes más receptivos eran los adultos. Sus tacos de bisonte con tortillas de fabricación local y productos de Paonia tocaron la fibra sensible del personal de los edificios, pero fallaron con los estudiantes, dijo Maese.

“Va por buen camino,” dijo Maese. “En última instancia, es solo una cuestión de tener suficiente tiempo para implementar esas ideas.”

Traducción de Edgar Barrantes


Support Local Journalism

Support Local Journalism

Readers around Glenwood Springs and Garfield County make the Post Independent’s work possible. Your financial contribution supports our efforts to deliver quality, locally relevant journalism.

Now more than ever, your support is critical to help us keep our community informed about the evolving coronavirus pandemic and the impact it is having locally. Every contribution, however large or small, will make a difference.

Each donation will be used exclusively for the development and creation of increased news coverage.