Alcohol, excediendo el límite | PostIndependent.com

Alcohol, excediendo el límite

Eloisa Duarte
Ecosistema de esperanza
Eloisa Duarte
Staff Photo |

IN ENGLISH

Read this column in English.

Un domingo a las 12:15 del medio día en un crucero importante del Hwy 82 mi familia y yo presenciamos un horrible accidente, en segundos un día apacible se tornó gris porque un hombre se pasó el semáforo.

Ahí había dos escenas; una en la que una mujer sufría los estertores de muerte debido al fuerte impacto y otra en la que un joven estaba frente al volante llorando por lo que había causado. El estaba intoxicado con alcohol.

Nunca voy a saber lo que sucedió antes de la colisión pero imagino que esta señora conducía tranquila sin imaginar que en breve moriría por la irresponsabilidad de alguien que conducía alcoholizado.

Le tocó a ella pero también le pudo haber tocado a cualquiera que estuviera en esa intersección. Miles de vidas son truncadas diariamente en nuestro país debido a accidentes ocasionados por conductores intoxicados con alcohol u otras drogas. Las estadísticas son apabullantes.

Beber lo normal de acuerdo a the Dietary Guidelines for Americans es una bebida por día para mujeres y dos para los hombres, aclarando que esto sea ocasionalmente y no el resultado de un promedio de días consecutivos.

La diferencia entre un bebedor social y una persona con dependencia al alcohol es que el primero toma una o dos copas de manera esporádica, mientras que el segundo necesita la bebida a diario.

El alcohol es un depresor del sistema nervioso central, causante de problemas muy serios cuando este se consume en exceso o cuando se convierte en una dependencia; entre los principales se encuentran la desintegración familiar, homicidios, suicidios y enfermedades terminales.

El accidente que presenciamos me hizo sentir mucho dolor y angustia al ver a esa inocente mujer en su proceso de muerte y a la vez sentí compasión, frustración y tristeza por el futuro incierto del joven que, por tomar malas decisiones, en cuestión de segundos cometió asesinato imprudencial.

Motivada por esta tragedia escribí una carta a mi hijo que quizá quieras compartir con tus hijos o con alguien que es importante para tí.

Amado hijo:

Si alguna vez consideras abusar del alcohol debes saber que con una sola borrachera puedes destruir tu vida y que el alcohol en exceso será tu puerta de entrada al mundo de las drogas, a partir de ahí todas tienen acceso fácil.

El beber grandes cantidades de alcohol no te hará popular, ni mucho menos feliz, te hará dependiente a él. Si no eres capaz de entender que una o dos bebidas son suficientes entonces no lo consumas.

Las estadísticas indican que un alcohólico tiene altas probabilidad de suicidarse, de cometer homicidio y de padecer enfermedades relacionadas al consumo de este depresor.

Consumiendo alcohol diariamente, te arriesgaras a manejar alcoholizado, posiblemente te convertirás en una persona violenta y será difícil encontrar trabajos estables.

Si bebes en exceso, enfrentarás situaciones con la ley, cometerás muchos errores, porque demasiado alcohol entorpecerá tus aptitudes para tomar buenas decisiones.

Pensarás que todos tus amigos te dan la espalda pero la realidad es que la sombra del alcohol entorpecerá tus relaciones y la gente buena se alejará de ti.

Una de los mayores retos en la vida de un ser humano es formar una familia y conservarla fuerte, unida y feliz; sin embargo es una misión casi imposible si tienes una vida donde el alcohol sea tu eje central.

Si el alcohol llegase a gobernar tu vida, podrás construir una casa pero no un hogar donde haya paz, estabilidad económica y armonía.

No me gustaría que el exceso de alcohol turbara tu mente y te hiciera sentir un valiente cuando en realidad estarías conduciendo tu vida como un cobarde perdido entre tanto error.

Ya para terminar quiero decirte que cuando llegaste a este mundo traías contigo el brillo de la vida y la luz de la esperanza; no permitas que la dependencia al alcohol te acerque a la muerte.

Conserva el brillo de la vida para que ilumines con felicidad los rostros de tu familia, esa será tu mejor cosecha al final de la jornada.

Con amor, tu Mamá.

Las adicciones son las grandes amenazas del momento pero siempre está latente la esperanza del cambio.

No se cual sea tu caso pero estoy convencida de que el amor, la templanza, la bondad, el dominio propio y la valentía que radica en tí te pueden convertir en un vencedor en la lucha contra las destructivas garras del alcohol.

Puedes encontrar grupos de Alcohólicos Anónimos en todo el valle, si te interesa pedir información puedes llamar al 970-245-9649 y 970-379-5592 para atención en Inglés y Español Cabe mencionar que Carbondale es la única comunidad en el valle que ofrece reuniones de AA en Español.

Nuestro ecosistema de esperanza es el testimonio de todos esos hombres y mujeres valientes que día con día ganan la batalla contra el alcohol y las adicciones aferrándose en algunos casos al amor por su familia, a Dios, a grupos de apoyo, a la ciencia médica o a una combinación de todos estos pilares de fortaleza.

Si tienes dificultades, es fácil encontrar a alguien con disposición para ayudarte, lo importante es que realmente tengas el deseo de hacerlo; sería un propósito que debería transformar tu vida.

Por favor esfuérzate y sé valiente, vale la pena hacerlo.

Eloisa Duarte es voluntaria en varios proyectos de la comunidad y escribe esta columna mensualmente. Ella tiene una Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y passion por la educación. Puedes contactarla en maeloduarte@gmail.com.


Start a dialogue, stay on topic and be civil.
If you don't follow the rules, your comment may be deleted.