Aún hay trabajo por hacer | PostIndependent.com

Aún hay trabajo por hacer

Eloisa Duarte
Ecosistema de Esperanza
Eloisa Duarte
Staff Photo |

El suicidio de dos estudiantes de Middle School, sacudió a la comunidad de Fort Collins,Colorado el mes pasado y la dejó en un estado de frustración y desconcierto ciertamente entendible.

Esto sucedió con tan sólo una semana de diferencia y aparentemente el bullying y la depresión eran parte de la vida de estos niños de apenas once años de edad.

Abordar el tema del suicidio es muy difícil por varios motivos; por un lado el dolor profundo que causa a quienes hemos perdido a alguien y por otro lado las estadísticas abrumadoras y con pocos atisbos de esperanza.

Acorde al Center for Disease Control and Prevention “El suicidio es un serio problema de salud pública que puede tener efectos duraderos nocivos sobre las personas, las familias y las comunidades”. El CDC también dice que anualmente 800,000 personas en el mundo se quitan la vida cada año.

En noviembre tuve el gusto de traducir en un par de conferencias que Michelle Muething directora del Aspen Hope Center dió ante un grupo de aproximadamente 60 padres y madres de familia latinas.

“Si, el suicidio es una realidad y la depresión es tan real y tan debilitante como el cáncer, la enfermedad de Crohn o dolor crónico. Sin embargo, siempre se puede encontrar ayuda” enfatizó Muething . Habló de la importancia de la educación y los esfuerzos de prevención. Ella hizo al público reflexionar sobre las estadísticas que muestran que cada 11 minutos una persona se suicida en este país .

En ciertos momentos de la vida algunas personas han enfrentado el deseo de no tener ganas de vivir; el Hope Center se dedica a ayudar de manera gratuita a personas ya sea que están en depresión, enfrentando crisis emocionales o que tienen pensamientos suicidas.

Para pedir ayuda llame al Aspen Hope Center 970 925 5858, Mind Springs Health 970 945 2583 o al National Suicide Prevention LIFELINE 1800 273 8255 estos últimos con líneas de ayuda también en Espanol.

Siguiendo con las estadísticas del CDC “El suicidio es la tercera causa de muerte entre las personas de 10-14 años , la segunda entre las personas de 15-34 años , la cuarta entre las personas de 35-44 años , la quinta entre las personas de 45-54 años , el octavo lugar entre 55 persona -64 años , y el decimoséptimo entre las personas de 65 años y mayores”

Frecuentemente los padres nos distraemos con el trabajo u otras actividades y esto es peligroso porque en el caso de los niños y jóvenes, la depresión y el bullying podrían ser la antesala del suicidio.

Las tres principales señales de alerta son: Primero los cambios de conducta en la persona ya sea en su forma de vestir o alimentarse, segundo poner atención a las expresiones que utiliza: “No aguanto mas”, “Ya quiero terminar con esto”, “Es mejor para mi familia si yo no estoy aquí” y el tercero si alguien está atravesando por situaciones estresantes como, divorcio, enfermedad, la pérdida de un ser querido, problemas financieros, entre otras.

Pollet, una joven de esta comunidad quien intentó suicidarse en tres ocasiones expresó: “Nadie se daba cuenta por lo que estaba pasando… hasta que mi hermana me escuchó y me dijo: Yo te entiendo”. Asistió a terapia, tomó medicamento y puntualizó que la atención, el amor y la comprensión de alguien que es importante para ella le salvó la vida.

Anualmente de Aspen a Glenwood se suicidan en promedio veinte personas cada año; cuando Muething del Hope Center compartió esta estadística me hizo reflexionar lo importante del trabajo que aún queda por hacer.

La muerte de estos dos niños en Fort Collins encienden de nuevo la alerta para todos, porque a pesar de los grandes esfuerzos las estadísticas indican que en el enfrentamiento con el monstruo del suicidio estamos perdiendo la batalla.

Colorado ocupa el séptimo lugar a nivel nacional El suicidio no puede ser ignorado, debemos confrontarlo con nuevas estrategias y desde muchos ángulos; creo que una de ellas es utilizar el poder de la integración familiar apuntalada con el mejor de todos los ángulos: El amor.

En esta época de regalos y buenos propósitos dediquemos más tiempo de calidad a nuestra familia y demostremos con más frecuencia lo que sentimos hasta lograr instalarnos en las profundidades de los corazones de quienes amamos.

He aprendido en mi vida que los abrazos son extensiones del alma que nos fortalecen para sobrepasar las dolorosas y desconcertantes secuelas del suicidio.

Ciertamente estas heridas dejan cicatrices que sólo pueden ser curados con la magia del amor y el tiempo. Amén (Así sea)

Eloisa Duarte es voluntaria en varios proyectos de la comunidad y escribe esta columna mensualmente. Ella tiene una Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y pasión por la educación. Puedes contactarla en maeloduarte@gmail.com.


Start a dialogue, stay on topic and be civil.
If you don't follow the rules, your comment may be deleted.