Familias fuertes hacen comunidades fuertes | PostIndependent.com

Familias fuertes hacen comunidades fuertes

Eloisa Duarte
Ecosistemas de Esperanza
Eloisa Duarte

In english

Read this column in English.

La creciente preocupación acerca de las drogas y el interés en tener más información fué lo que motivó a un grupo de padres de familia para invitar a Michael Zimmerman, policia del pueblo de Carbondale, a exponer acerca de los peligros que acechan a los estudiantes de nuestras comunidades. La legalización de la mariguana en Colorado hace que este tema sea especialmente relevante.

Fué muy interesante observar en este evento a los niños y jóvenes haciendo preguntas claras acerca de los mitos y realidades de las drogas. Y en cuanto a los padres es un deber aplaudirles el interés que muestran por aprender a detectar las alertas y mantener a sus familias alejadas de este monstruo.

Zimmerman es también el oficial asignado a las escuelas y es evidente que estas familias, especialmente los niños sienten una gran conexión, confianza y respeto lo cual es un punto muy favorable en lo tocante a prevención de delitos.

Durante dos horas el oficial hizo mucho énfasis en la importancia de la comunicación en la familia y mas aún cuando se sospecha de la presencia de drogas. Exhortó a los padres a no ignorar las conductas raras, inusuales y repetitivas, especialmente cuando las cosas no van bien.

Los efectos positivos de esta reunión me hicieron reflexionar acerca del rol de la familia en nuestra comunidad, vivir ese momento donde padres e hijos aclaraban sus dudas y expresaban sus inquietudes en unión y armonía me convenció que la familia es también un poderoso ecosistema de esperanza.

La familia provee un blindaje especial no solo contra las drogas, sino contra otros problemas sociales como el abuso sexual infantil, la depresión, la intimidación, la violencia doméstica y otros ataques de la cotidianeidad imposibles de defender desde trincheras divididas.

Familias unidas y bien comunicadas son familias que edifican comunidades fuertes por lo que la pregunta obligada sería: Qué podemos hacer para fortalecer nuestra familia?

La respuesta debería ser fácil, una familia fuerte requiere pilares firmes (padres), tiempo de calidad, confianza, respeto, apoyo y todo lo que derive de esto.

Sin embargo es difícil porque no siempre se sabe como hacerlo. Otros factores como el exceso de trabajo, enfermedades físicas y mentales, el divorcio y las drogas son obstáculos que pueden impedirte lograr la unificación familiar.

Cuidar una familia es una ardua labor que requiere tiempo, cuidados, esfuerzo, atención, y tolerancia. Involucra los valores fundamentales del ser humano como son respeto, honestidad, perdón, agradecimiento, lealtad, educación y amor.

El poder de la familia es un tema que de alguna manera está siempre presente; el Padre Bert Chilson de la iglesia católica de Glenwood, expresó durante un servicio que el mayor soporte que se puede recibir en momentos de dolor proviene de la familia.

Otros líderes religiosos de nuestra comunidad también dan el peso y reconocimiento a la familia, Doug Self pastor de Church at Carbondale, hoy The Orchard, nos exhortó a mi esposo y a mi a cuidar el “corazón de la familia” y el pastor Jim Tarr de Christ Community Church tiene un importante proyecto comunitario de gran alcance por ayudar a familias del valle.

La famila es un estandarte que da forma y significado a la vida de sus integrantes. La única manera de superar la adversidad es la unidad familiar. “Divide y vencerás” no es una estrategia útil cuando se trata de la familia.

Zimmerman remarcó varias veces que la familia importa y la comunicación es básica cuando se trata de prevención contra las drogas u otros peligros.

En mi caso, tener y conservar una familia no ha sido tarea fácil, mi esposo y yo hemos enfrentado innumerables batallas. Pero hemos perseverado porque en nuestros corazones vive el deseo y la convicción de que una familia unida tiene poder.

Estas familias se reunieron para aprender sobre las drogas y sus efectos adversos, también aprendieron sobre el poder de educar a niños sanos capaces de enfrentar la adversidad, y poder ser constructores de comunidades más fuertes.

Y la verdad sea dicha, como decía mi padre, familias fuertes hacen comunidades Fuertes. El vínculo inquebrantable de una familia aumenta las posibilidades de éxito. Nunca es demasiado tarde para empezar a construir o reconstruir tu familia

Ante cualquier adversidad, siempre es importante recordar que tu familia es tu mejor blindaje.

Eloisa Duarte ha sido voluntaria en varios proyectos comunitarios. Tiene una licenciatura en comunicaciones y le apasiona todo lo relativo a educación. maeloduarte@gmail.com


Start a dialogue, stay on topic and be civil.
If you don't follow the rules, your comment may be deleted.