Tradición del fútbol americano regresa a Carbondale, en tanto que el equipo de preparatoria de Roaring Fork pierde partido inicial en casa | PostIndependent.com
YOUR AD HERE »

Tradición del fútbol americano regresa a Carbondale, en tanto que el equipo de preparatoria de Roaring Fork pierde partido inicial en casa

Manitou Springs fue demasiado para el joven equipo de los Rams en una derrota dispareja

Los Rams de Roaring Fork se ponen de pie orgullosos para el himno nacional.
John Stroud/Post Independent

Ignora el marcador cuando el silbido final marcaba la aplastante derrota de 47-6.

Olvida por sólo un momento que el COVID-19 alteró drásticamente los deportes colegiales y muchas de las tradiciones comunitarias durante el año pasado.

Nada de eso importó, considerando el hecho de que el sábado fue un gran día para el programa de football americano del colegio de Roaring Fork.



Los Rams regresaron a casa en Carbondale para jugar a nivel de preparatoria por primera vez desde el otoño del 2017.

Aunque sucumbieron a los Mustangs de Manitou Springs, los jugadores del Rams y un modesto grupo de simpatizantes estudiantiles y familiares estuvieron inmersos en el juego durante una cálida tarde de abril en Carbondale.



Tras una campaña sin victorias en el 2017 y con un número menguante de veteranos, Roaring Fork decidió posponer el programa de preparatoria y rehacer el equipo de entre las filas de la escuela secundaria y los jugadores del equipo de preparatoria júnior por dos temporadas.

David Good, estudiante de tercer año del Rams y receptor del equipo, tuvo el honor de cantar el himno nacional al inicio del partido.

“Significó mucho para mí que el entrenador (Eric Bollock) me permitiera cantar el himno nacional en el primer partido de preparatoria aquí en varios años,” dijo Good, cuya sentida interpretación de “Star-Spangled Banner” dejó llorando a algunos de los jugadores del Rams y a los fieles aficionados.

“Este es un gran hito para el programa, y quería ser parte de él,” dijo. “Podríamos haber tenido un mejor resultado en el campo, pero todos dieron lo mejor.”

Mike Metheney estaba en la gradería mirando a sus hijos, TJ Metheny de tercer año, y Ryan Metheney de segundo, y junto con el resto de los Rams.

“Estoy emocionado de verlo. Pienso que es genial,” Metheney dijo.

“Fue difícil con el COVID y todos esos factores lo hicieron muy duro,” dijo él sobre las temporadas renovadas de fútbol este año escolar que vieron a algunas escuelas secundarias de Colorado jugando durante el otoño y a otras, incluyendo a todo el valle de Roaring Fork y a las escuelas del condado de Garfield, jugando esta primavera bajo un programa modificado.

“Pero ellos están ahí trabajando duro, y los muchachos están felices de ser formar parte de esto,” Metheney dijo.

Los padres del entrenador Bollock, Bill y Kathy Bollock, también estuvieron en la gradería vitoreando a su hijo y a su nieto, el estudiante de primer año Max Bollock, quien es el mariscal de campo titular de los Rams y que juega a lo seguro en la defensa.

“Ellos son jóvenes, con sólo tres de cuarto año, y tuvieron que jugar sus primeros partidos sin algunos titulares,” dijo Bill Bollock. “Les va bien. … Van a mejorar.”

Kathy Bollock añadió: “Creo que es estupendo. Ha sido un largo y difícil regreso. Ellos lucharon duro para integrar un equipo, comenzando por los menores, y sólo estamos empezando a ver los resultados.

“Hay mucho más fútbol americano que jugar y estos jóvenes van a crecer y a mejorar,” ella dijo.

El entrenador Bollock es un ex alumno de Roaring Fork (1994) que mantiene la tradición de RFHS de invitar a ex alumnos a ser entrenadores de deportes. El último campeonato de fútbol americano estatal de los The Rams fue en 1985 — la tercera en doce años para Roaring Fork, que también obtuvo títulos estatales en 1973 y 1977. A eso le siguieron algunas dificultades durante las eliminatorias estatales a mediados de los 2000.

“Ese fue un buen momento para Roaring Fork,” Bollock dijo. “Los jóvenes están emocionados y el fútbol de preparatoria está de regreso.

“Hubo algunos errores que los jóvenes tienden a cometer. Pero estamos aprendido y mejorado cada semana. Estamos emocionados de estar aquí y de que los aficionados tengan nuevamente fútbol americano en Carbondale.”

En sus épocas de estudiante, el coordinador de defensa de los Rams, Cody Burkholder, jugó para el equipo rival de Basalt, pero dijo que se siente orgulloso del progreso que los Rams han hecho hasta ahora.

“Seguimos luchando, y no nos damos por vencidos,” dijo él. “Nos queda mucho por recorrer, pero todo empieza con buenas intenciones y con tesón, y eso ellos lo tienen.

“Se trata de algo más que sólo fútbol americano. Se trata de enseñarles lecciones de vida, a nunca darse por vencidos, y a hacer tu mejor esfuerzo. … Es el camino que tenemos por delante y no damos pasos atrás.”

El cuerpo estudiantil de Roaring Fork también está feliz por el regreso de los Rams al fútbol americano de preparatoria.

“Pienso que es muy bueno que el programa esté empezando nuevamente, y es bueno para la escuela y para los jugadores,” dijo la estudiante de segundo año Mia Shafer.

Katie Grijalva, otra compañera de segundo año, dijo: “Creo que va a elevar el espíritu de la escuela, y ojalá que el programa continúe. Es muy divertido.”

Barraza anota temprano

Los Rams tuvieron un difícil inicio en el campo, al perder una larga recepción de anotación en la jugada inicial contra Joah Armour, un jugador de último año de 6 pies y 7 pulgadas, de Manitou Springs.

Y sin embargo Roaring Fork se mantuvo firme, y al poco tiempo el corredor de posición ofensiva de segundo año, Oscar Barraza, logró una anotación al desprenderse desde el medio campo hasta adentro de la línea de 1 yarda. Barraza recibió un pase otra vez e intentó anotar nuevamente en la siguiente jugada, pero el intento de conversión de 2 puntos de los Rams fracasó.

Los Rams continuaron después del primer período, perdiendo sólo 14-6. Pero los Mustangs eran un equipo más experimentado con una ofensiva eficiente y una defensiva robusta que les dio una ventaja de 35-6 sobre Roaring Fork al medio tiempo.

Roaring Fork descendió a un 0-3 en la temporada y hará un viaje corto el próximo viernes por la noche para jugar contra la escuela secundaria de Grand Valley, en Parachute. El partido empieza a las 7 p.m.

Nota de editor: El nombre del equipo de fútbol americano de Manitou Springs se reportó incorrectamente al inicio.

Te puedes comunicar con el reportero principal y director editorial John Stroud al 970-384-9160 o al correo jstroud@postindpendent.com

 


Support Local Journalism

Support Local Journalism

Readers around Glenwood Springs and Garfield County make the Post Independent’s work possible. Your financial contribution supports our efforts to deliver quality, locally relevant journalism.

Now more than ever, your support is critical to help us keep our community informed about the evolving coronavirus pandemic and the impact it is having locally. Every contribution, however large or small, will make a difference.

Each donation will be used exclusively for the development and creation of increased news coverage.